El británico Noel Sharkey, profesor de Inteligencia Artificial y Robótica en la Universidad de Sheffield,
dijo ayer que los robots asesinos podrían convertirse en el arma predilecta de los terroristas.

Sharkey comentó que cree que la reducción de costes pronto podría convertir a los robots en una opción realista para los grupos extremistas. Varios países y compañías están desarrollando la tecnología de armas robot, con el Departamento de Defensa de Estados Unidos como líder en este sector. Actualmente, por ejemplo, más de 4.000 robots están desplegados en Irak.

Sharkey reveló que un pequeño avión no tripulado guiado por GPS con piloto automático podría construirse por aproximadamente 330 euros.

Fuente: lne.es

Deja un comentario