Roborace, la carrera de coches autónomos

Roborace es el primer coche de competición autónomo, capaz de competir contra otros vehiculos en un circuito, ha sido diseñado por Daniel Simon.

Está propulsado por cuatro motores eléctricos alimentados con 540 kWh en baterías, y es capaz de alcanzar los 320 km/h gracias a una aerodinámica prácticamente perfecta, ya que no tiene hueco para el conductor (y por lo tanto no necesita cristal, ni retrovisores), además tiene un peso total de sólo 975 kg. Toda la electrónica está gestionada por NVIDIA Drive PX 2, y es capaz de tomar hasta 24 trillones de decisiones por segundo, además está equipado con 8 receptores ultrasónicos, 2 sensores ópticos de velocidad, 6 cámaras, posicionamiento GNSS y 5 sensores de luz.

Via TopGear