Karakuri son muñecos mecanizados o autómatas creados por artistas tradicionales japoneses. Se podrían considerar como los antecesores de los actuales robots humanoides que consiguieron crear por primera vez los japoneses.

Karakuri
Una figurita de karakuri junto a un Aibo

Las figuras de karakuri son autómatas con inteligencia nula pero que suelen esconder ciertos trucos que llaman la atención al “espectador”. Antiguamente era todo un arte fabricar estos muñecos, se usaban en festivales religiosos y también en teatro. Dicen que es una de las razones por las que poco a poco los japoneses han aceptado a los robots como amigos y no como enemigos. Fijaos que en las películas americanas los robots siempre terminan rebelándose e intentando eliminar el mundo mientras que en las series de ánime y manga japonesas muchas veces los robots son los superhéroes.

Hoy en día solo queda un artista en el mundo que sigue fabricando muñecos de karakuri artesanalmente, se trata de Shobei Tamaya IX que parece resistirse a los avances de la tecnología. De todas formas hay varias compañías de juguetes que creando diseños inspirados en el Karakuri.

Documento
Este es el primer diseño de un “robot” karakuri que se conserva.

Documento

En esta última foto se puede ver un karakuri de 160 años creado por el fundador de Toshiba. Es un robot capaz de practicar el shodo escribiendo con un pincel hasta cuatro caracteres diferentes: el de “pino”, el de “bambú”, el de “ciruela” y el de “felicidad”. Esta máquina la podéis ver en el Museo Edo-Tokyo.

Para los más interesados visitad Karakuri.info.

One Reply to “Karakuri – Los orígenes de la pasión robótica japonesa”

  1. Buenas Me ha gustado bastante tu noticia así que pense en dejarte un mensaje. He copiado tu feed para no perderme tus articulos. Besos desde Honduras

Deja un comentario