IA que puede predecir tu muerte

Imagina la existencia de una inteligencia artificial capaz de predecir el momento de fallecimiento. Este avance proviene de la investigación en la Universidad Técnica de Dinamarca, detallada en Nature Computational Science, marcando un hito en el análisis de datos complejos que abarca educación, salud, ingresos y ocupación. La relevancia de life2vec radica en su precisión predictiva y su potencial aplicación en salud pública, planificación social y comprensión de patrones sociodemográficos.

El modelo se nutrió de datos entre 2008 y 2016, desafiándose a prever circunstancias futuras hasta 2020. Al enfocarse en individuos de 35 a 65 años, el modelo alcanzó un notable 78% de acierto, destacando por su capacidad de manipular variables como educación, salud e ingresos.

Life2vec emplea técnicas avanzadas de aprendizaje profundo, analizando secuencias de eventos en la vida de las personas. El proceso de entrenamiento y evaluación destaca su eficacia en prever mortalidades tempranas. Su exploración revela patrones cruciales en factores como educación y salud, mientras que la interpretación de las representaciones individuales subraya la influencia de conceptos clave.

Sin embargo, el uso de IA para predecir la mortalidad plantea desafíos éticos, requiriendo un enfoque responsable para evitar discriminación. Aunque life2vec promete impactar en salud pública, se destaca la necesidad de regulación y diálogo para garantizar un uso ético y justo de estas tecnologías.

Nuevo Tesla Optimus Gen 2

En un sorprendente anuncio en la red social X (anteriormente Twitter), Elon Musk, propietario de Tesla, reveló un video impactante sobre la última creación de la compañía: el robot humanoide Optimus Gen 2. Este androide, sucesor de Bumblebee (septiembre de 2022) y Optimus Gen 1 (marzo de 2023), ha experimentado notables mejoras.

En el video de dos minutos, Musk resaltó las mejoras significativas de Optimus Gen 2, presentando un diseño más elegante y funcional. El robot ahora puede moverse un 30 % más rápido que su prototipo anterior y ha reducido su peso en 10 kilogramos.

Entre las innovaciones destacadas se encuentra la capacidad de manipular un huevo sin romperlo, gracias a tecnología avanzada que permite la detección e interpretación de sensaciones táctiles en los dedos del humanoide.

Musk compartió su visión de que Optimus Gen 2 pueda manipular objetos delicados y transportar cargas de hasta 20 kilogramos, resaltando su utilidad potencial en diversas aplicaciones laborales y cotidianas. Además, el robot mejoró su sistema de equilibrio y control de cuerpo, siendo capaz de realizar ejercicios como sentadillas.

Entre las novedades técnicas se encuentran las «secciones articuladas para los pies», integradas en la «geometría de pie humano». Aunque el video no proporcionó detalles sobre la fecha de lanzamiento ni el precio actualizado, Musk había sugerido previamente un costo aproximado por debajo de los 20.000 dólares.

Durante el evento del Día de la Inteligencia Artificial de Tesla en octubre de 2022, Musk expresó su convicción de que Optimus Gen 2 «ayudará algún día a millones de personas», vislumbrando un futuro de abundancia y sin pobreza, donde estos robots contribuyan significativamente al trabajo y la creación de productos y servicios para todos.

Robot con IA en Marte

Un equipo de expertos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China en Hefei ha desarrollado un robot químico con inteligencia artificial incorporada. Este robot utiliza materiales presentes en Marte para llevar a cabo una catálisis, acelerando así una reacción química que libera oxígeno del agua. Este avance plantea un potencial uso en la colonización futura de Marte, un planeta que ha captado cada vez más la atención de la comunidad científica.

El estudio, liderado por Jun Jiang, ingeniero mecánico de la universidad china, ha sido publicado en la revista Nature Synthesis. El robot, visible en un video adjunto, exhibe autonomía y está equipado con un brazo robótico que le permite realizar tareas con facilidad.

La clave del éxito radica en el uso de cinco meteoritos, algunos provenientes de Marte y otros recogidos en la Tierra pero con propiedades similares a la superficie marciana. Estos meteoritos se utilizaron para crear un catalizador, revelando así el potencial de la inteligencia artificial para aportar lecciones valiosas a la humanidad. Este desarrollo destaca la capacidad del robot para trabajar de manera autónoma y aprovechar materiales extraterrestres con fines prácticos, marcando un hito en la intersección entre la inteligencia artificial y la exploración espacial.

Mano robótica funcional

Los avances en los materiales de diseño y la impresión 3D están transformando el campo de las prótesis y la robótica, acercando la posibilidad de contar con miembros de reemplazo que no solo restauran la funcionalidad perdida, sino también los sentidos y sensaciones. Un ejemplo destacado es el caso de Karin, una mujer amputada a la altura del antebrazo debido a un accidente de granja. Gracias a los últimos desarrollos, ha logrado controlar una mano biónica y aliviar el dolor fantasma al conectar la prótesis con su sistema nervioso.

La impresión 3D ha emergido como uno de los avances más notables en este campo. Esta tecnología permite adaptar órganos artificiales a las medidas y necesidades específicas de los pacientes, superando las limitaciones de los enfoques tradicionales. Además, posibilita la creación de miembros más complejos al superponer distintas capas y niveles de mecanismos. Un avance significativo en este sentido ha sido la incorporación de plásticos de curado lento, una innovación desarrollada por la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zurich) y la start-up estadounidense Inkbit.

Este nuevo material de curado lento se caracteriza por su durabilidad, robustez y elasticidad, lo que lo convierte en una opción ideal para la impresión de prótesis avanzadas y robots. A diferencia de los plásticos de curado rápido utilizados anteriormente, los polímeros de tioleno de curación lenta ofrecen propiedades elásticas excepcionales y tienen la capacidad de recuperar rápidamente su forma original después de ser doblados. Estas características son esenciales para la fabricación de ligamentos, un componente clave en la creación de manos robóticas con funciones musculares, ligamentos y tendones artificiales.

Thomas Buchner, estudiante de doctorado en la ETH Zurich, destaca la importancia de estos avances al afirmar que no podrían haber llegado tan lejos con los materiales utilizados anteriormente. Los polímeros de curación lenta han abierto nuevas posibilidades para diseñar prótesis más realistas y funcionales, mejorando la calidad de vida de las personas que las utilizan.

La rigidez ajustable de los tiolenos también ha demostrado ser beneficioso en el campo de la robótica blanda. Los robots fabricados con materiales suaves, como la mano desarrollada por el grupo de investigación, presentan ventajas significativas en comparación con los robots convencionales fabricados con metal. Su suavidad reduce el riesgo de accidentes y lesiones al interactuar con trabajadores humanos, y están mejor equipados para manejar objetos frágiles.

Un desafío clave en la impresión 3D es la necesidad de pulir las irregularidades en la superficie impresa. Los polímeros de curación lenta no pueden someterse a este proceso convencional, ya que se impregnarían en la herramienta de pulido. Para abordar este problema, los investigadores han desarrollado un escáner láser en tres dimensiones que controla la superficie impresa, detectando irregularidades y permitiendo ajustes en tiempo real. Este enfoque elimina la necesidad de perfección en la alineación de capas, lo que permite a los plásticos lentos consolidar su estructura de manera más efectiva. Como resultado, los objetos robóticos se imprimen completos, sin la necesidad de ensamblaje posterior.

La tecnología desarrollada por Inkbit, en colaboración con el MIT y la ETH Zurich, no solo tiene aplicaciones prometedoras en el ámbito de la prostética y la robótica, sino que también podría impactar la impresión 3D comercial y de uso personal. La capacidad de imprimir objetos complejos sin ensamblaje podría revolucionar la fabricación y la creación de prototipos, abriendo nuevas posibilidades en diversos campos.

Robot con IA RUX de Letianpai

La startup Letianpai, fundada por Lin Min, exconfundador de Xiaomi, ha creado un innovador robot de escritorio con impresionantes capacidades de interacción y comunicación con los usuarios. Este pequeño robot destaca por su capacidad para mostrar expresiones faciales, responder a comandos de voz, moverse y caminar.

En su página web, la empresa explica que este dispositivo es el primer robot de escritorio Android que integra inteligencia artificial (IA) para llevar a cabo una amplia gama de aplicaciones con posibilidades ilimitadas. La principal novedad radica en sus formas de interactuar: cuenta con una cámara incorporada para reconocer gestos y reaccionar ante ellos, así como un sensor táctil con retroalimentación háptica para responder a muestras de afecto. Además, es capaz de responder preguntas.

El robot tiene una altura de 15 centímetros y una pantalla circular de 2,1 pulgadas. Está equipado con luces LED y patas móviles que le permiten desplazarse distancias cortas. Combina el sistema operativo Android con IA y se puede controlar de forma remota mediante una aplicación llamada «Optimist Company» en un teléfono móvil. También cuenta con carga inalámbrica mediante cable USB-C y muestra información relevante en su pantalla, como notificaciones de mensajes, hora, día, recordatorios y llamadas entrantes.

Además de estas características, el robot ofrece tres modos de funcionamiento. En el modo funcional, proporciona diversas funciones prácticas y actúa como un asistente de IA para facilitar tareas. En el modo de mascota electrónica, acompaña al usuario mientras trabaja o realiza tareas en su escritorio, adoptando posturas divertidas que ayudan a relajarse y divertirse. También existe un modo híbrido que permite alternar entre los dos modos anteriores.

La startup Letianpai tiene planes de ofrecer una ROM personalizable para desarrolladores a través de futuras actualizaciones inalámbricas (OTA). Esto permitirá a los usuarios instalar aplicaciones de Android y personalizar su experiencia con el robot.

Hasta el momento, el dispositivo solo ha sido presentado en China y su precio es de 1.799 yuanes (aproximadamente 230 euros).

Mano Robótica con reflejos

Un grupo de investigadores (Andrew SaLoutos, Elijah Stanger-Jones, Hongmin Kim, Menglong Guo y Sangbae Kim, todos del Instituto Tecnológico de Massachusetts en EEUU) han desarrollado una mano robótica que puede sentir y reaccionar ante estímulos externos, al igual que lo hace una mano humana. La tecnología de esta mano robótica, que combina la inteligencia artificial y la ingeniería biomédica, tiene el potencial de revolucionar la robótica y permitir que los robots interactúen de manera más efectiva y segura con los humanos.

La mano robótica se diseñó con una serie de sensores táctiles, similares a los que se encuentran en la piel humana, que le permiten detectar y responder a los cambios en la presión y la temperatura. Además, los investigadores desarrollaron un algoritmo de aprendizaje automático que permite que la mano reaccione rápidamente a los estímulos, imitando los reflejos naturales de una mano humana.

Para probar la eficacia de la mano robótica, los investigadores la sometieron a una serie de pruebas en las que se le presentaron objetos desconocidos y se le pidió que los identificara y manipulara. La mano robótica tuvo un alto nivel de precisión y velocidad en estas pruebas, lo que sugiere que podría tener aplicaciones en la robótica de servicio, la fabricación y la atención médica.

La tecnología de la mano robótica también tiene el potencial de ser utilizada en prótesis de mano, lo que podría mejorar significativamente la calidad de vida de las personas que han perdido una mano o una extremidad. Al permitir que las prótesis de mano sean más sensibles y adaptables a los estímulos externos, los pacientes podrían recuperar una mayor funcionalidad y movilidad.

Amazon Astro – El Robot de Amazon

Ya hace tiempo los desarolladores de Alexa dijeron que hasta que no consiguieran que Alexa pueda moverse por el entorno no conseguirían avanzar más en su desarollo y parece que ya lo han conseguido, ya que a finales de año saldrá a la venta en EEUU por unos 1500$ el robot Amazon Astro, una versión motorizada de Alexa, se trata de un dispositivo con ruedas que incorpora un tablet y una cámara telescópica.

Robot contra el coronavirus.

Boston Dinamics ha adaptado su famoso perro-robot SpotMini  para ser utilizado en diferentes áreas contra el coronavirus, entre ellas, han enviado varias unidades a hospitales de Estados Unidos para facilitar el trabajo a los médicos que hacen teletrabajo.

Además, han enviado varias unidades a Singapur para que se paseen por parques y zonas públicas y vigilar el distanciamiento social, si detecta a gente que no cumpla la distancia de seguridad mínima, sonará por sus altavoces una advertencia recordando a las personas que deben mantener la distancia de seguridad.

Por otra parte también están siendo utilizados para pastorear las ovejas en distinas granjas:

Mano bionica con sensibilidad.

Investigadores de la Universidad de Michigan, han conseguido ampliar las señales de los nervios de los brazos mediante injertos musculares y electrodos junto con el uso de un sistema de inteligencia artificial han logrado que pacientes pueden mover los dedos de una mano robótica y sentir lo que tocan.

Se trata de un importante avance para que la gente que tiene brazos amputados puedan volver a sentir los dedos de la mano biónica.