vöbu, el Robot que detecta los niveles de contaminación

vöbu es el primer mini-robot que detecta los niveles de contaminación invisible.
Gracias a él se puede conseguir un ambiente saludable, libre de acumulaciones de CO2, y mejorar la calidad de aire interior. En mayo inició una campaña de crowdfunding en la plataforma Ulule para hacer realidad este proyecto.

vöbu quiere hacer frente a la polución y evitar la contaminación invisible del hogar. Este es el objetivo del robot ideado por Imma Martínez Sellarès y Pau López Ribas, un dispositivo que quiere promover la conciencia sobre la calidad del aire interior. Vöbu detecta niveles de CO₂ y TVOC (compuestos orgánicos volátiles, en sus siglas en inglés) y registra la temperatura y la humedad para alertar de cuando es necesario ventilar una habitación y aconsejar como hacerlo de manera eficiente. Aplicar un hábito básico como este, explican los fundadores, “favorece el bienestar y descanso, y ayuda a aumentar la concentración y el rendimiento en casa”.

Fue gestado en Dinamarca, donde sus progenitores, ingenieros de la ESEIAAT (UPC), ganaron un concurso de generación de ideas mientras estaban cursando un máster. El robot se ha diseñado para que parezca un juguete, genere empatía y toda la familia quiera hacerlo contento. Sonríe o se entristece y emite luz verde, naranja o roja, según los niveles de contaminación que registra. Es un proyecto “maker” donde las personas interesadas pueden montarlo de manera fácil y sin soldaduras, dando al conjunto de la experiencia una dimensión de robótica educativa.
Tras participar en varios programas de desarrollo y emprendimiento, este proyecto innovador ha participado en el crowdfunding ‘Terrassa Innovació’ del Ayuntamiento de Terrassa y forma parte del programa de pre-incubación Emprèn UPC’ de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

Ahora, para poder hacer realidad el proyecto, sus responsables han creado una campaña de crowdfunding en Ulule en la que se puede participar con varias tipologías de recompensa. En menos de 48 horas captaron los 5.200€, el mínimo para financiar su primera producción, pero aspiran a triplicar la cifra. Si en esta campaña, tan solo activa durante el mes de mayo, se llega al 150% de la financiación, vöbu estará disponible en 4 colores y si se llega al 300% se
desarrollará la aplicación móvil que aportará más detalles. vöbu se puede adquirir construido o puede ser montado.

En esta campaña de Ulule se dirigen a hogares, pero en septiembre empezarán también un proyecto piloto en escuelas. Es modular y más adelante se podrán añadir sensores para la contaminación electromagnética (WIFI y ondas de los móviles), acústica, polen y ácaros. Y en un futuro próximo, vöbu será programable y se podrá utilizar para aprender programación.

Robot contra el coronavirus.

Boston Dinamics ha adaptado su famoso perro-robot SpotMini  para ser utilizado en diferentes áreas contra el coronavirus, entre ellas, han enviado varias unidades a hospitales de Estados Unidos para facilitar el trabajo a los médicos que hacen teletrabajo.

Además, han enviado varias unidades a Singapur para que se paseen por parques y zonas públicas y vigilar el distanciamiento social, si detecta a gente que no cumpla la distancia de seguridad mínima, sonará por sus altavoces una advertencia recordando a las personas que deben mantener la distancia de seguridad.

Por otra parte también están siendo utilizados para pastorear las ovejas en distinas granjas:

Robot para pruebas PCR.

Ya están en funcionamiento robots para realizar de manera intensiva pruebas PRC para detectar casos de coronavirus, estos robots se encuentran ya en multitud de hospitales de todo el mundo y son capaces de realizar 5000 pruebas diarias.

Mano bionica con sensibilidad.

Investigadores de la Universidad de Michigan, han conseguido ampliar las señales de los nervios de los brazos mediante injertos musculares y electrodos junto con el uso de un sistema de inteligencia artificial han logrado que pacientes pueden mover los dedos de una mano robótica y sentir lo que tocan.

Se trata de un importante avance para que la gente que tiene brazos amputados puedan volver a sentir los dedos de la mano biónica.

B, la película.

El robot humanoide Erica, creada en 2015 por el científico Hiroshi Ishiguro, ha sido seleccionada para protagonizar la película de ciencia ficción ‘B‘.

La película trata sobre la historia de un científico que descubre los peligros asociados a un programa que había creado para perfeccionar el ADN humano. Después de descubrir las consecuencias de seguir adelante con su proyecto, el científico decide ayudar a escapar a su creación. Un robot humanoide, apoyado en inteligencia artificial, que será interpretado por la robot Erica.

Por lo tanto, y si el proyecto no sufre ningún inconveniente durante los próximos meses, Erica se convertirá en la primera robot humanoide que protagonizará una película. 

Os dejamos un video de Erica:

Robots con Sangre Artificial

Resultado de imagen de Robot

El investigador James Pikul, de Pennsylvania, ha publicado un estudio donde muestra cómo crear un sistema circulatorio para robot.

Pikul creó un sistema que permite que los robots tengan un componente basado en sangre sintética, la cual sirve como fluido hidráulico, para proporcionar movimiento, pero también se trata de una solución electrolítica que proporciona energía al robot.

De este modo, creó un pez león robótico al que se le instaló este sistema circulatorio de sangre artificial. La sangre en cuestión es básicamente una batería de flujo redox, es decir, almacena energía en una solución líquida de electrolitos.

Abiertas las inscripciones para la WRO 2019

Más de 20 localidades en toda España acogerán un torneo local de la edición 2019 de la World Robot Olympiad, competición de robótica educativa de ámbito internacional en la que el año pasado participaron más de 26.200 equipos de 72 países.

Tres retos diferentes permiten que todos los interesados encuentren el tipo de desafío que más les apasiona:

  • Regular. Los equipos deben construir robots que consigan la máxima puntuación al resolver pruebas planteadas sobre un tablero.
  • Football: Equipos de dos robots autónomos se enfrentan con el objetivo de marcar más goles que el equipo rival.
  • Open: Los equipos utilizan su creatividad y habilidades para proponer un proyecto científico que transforme el mundo en un lugar más sostenible.

Los equipos están formados por 2 o 3 participantes de entre 6 y 19 años, que con la ayuda de un entrenador diseñan, construyen y programan un robot con materiales LEGO.

Los mejores equipos locales celebrarán la Final Nacional en Platja d’Aro (Girona), de donde saldrán los representantes de la WRO Spain para la Final Internacional de la WRO 2019, que este año se organiza en Györ, Hungría.

Toda la información de los retos y la competición está disponible en la web www.wroboto.es, donde se realizan directamente las inscripciones. El número de plazas para cada torneo es limitado.