El Instituto de Tecnología de Harbin en China ha logrado hacer un insecto robótico que, además de caminar sobre el agua, también puede saltar.

Está diseñado como el zapatero de agua y sus patas están hechas de una espuma porosa de níquel repelente al agua. Para obtener un salto de este zapatero,se le añadió un conjunto de piernas, haciendo un total de cinco. Una pierna hace el accionamiento para presionar contra la superficie del agua y así el robot es capaz de dar saltos de 14 cm de alto y 35 cm de largo.

Seguramente un robot como este servirá para la monitorización de la calidad del agua, porque eso es lo que la CIA está buscando.

Via / Cnet

Deja un comentario