Hay circunstancias en que un dispositivo móvil se calienta de manera significativa, por ejemplo, cuando estás jugando un juego intensivo de 3D​​, en el chat con videollamada, o viendo una película HD de forma continua durante largos períodos de tiempo.
Pues bien, el calor excesivo puede dañar los componentes a través del tiempo, sobre todo la batería. Cuanto más calor recibe un dispositivo, más se degrada la capacidad de la batería y también el rendimiento.

Por eso Qualcomm han grabado una prueba de microprocesadores, comparando a qué velocidad derriten la mantequilla diversos dispositivos móviles debido al calentamiento que producen los chips calentándolos hasta 55°C (frente a los 35°C a los que se derrite la mantequilla).

La idea del fabricante es demostrar que su procesador Snapdragon S4  es el más cool (no solo refiriéndose a fresquito sino también a guay) de todos los de la prueba.

 

 Via / Qualcomm

Deja un comentario